Derecho de asilo

El derecho de asilo es una forma especial derivada del derecho de extranjería. Un extranjero puede solicitar asilo en Alemania por diferentes motivos que le impiden volver y residir en su país de origen de manera segura. Por ejemplo, si es perseguido por motivos políticos o sexuales, si en el país hay conflictos militares o si hay cualquier otro motivo que ponga en peligro la vida del solicitante.

En principio, la solicitud de asilo se tramita en las autoridades, pero en caso de que estas emitan una respuesta negativa, existe la posibilidad de presentar recurso ante los Tribunales para que estos revisen la decisión. En los años 2016 y 2017, el porcentaje de personas que presentaron recurso ante el juzgado fue del 50 %, lo cual muestra el gran número de respuestas negativas que emiten las autoridades. Según nuestra vasta experiencia y nuestro gran porcentaje de casos ganados, podemos afirmar que el juzgado suele decidir positivamente en la mayoría de los casos que se recurren. Dada la complejidad e importancia de los casos de asilo, le acompañamos con el mayor cuidado durante todo el proceso, considerando todas las opciones posibles, tanto antes como durante el proceso judicial.

También puede acudir a nosotros con sus preguntas antes de realizar la solicitud de asilo y le aclararemos sus dudas sobre el proceso en las autoridades.

SOLICITUD DE ASILO

Hay varias autoridades en las que se puede formalizar la solicitud de asilo, como la policía, la oficina de extranjería o los centros de acogida de refugiados. La solicitud ha de ser presencial, ya que lleva consigo varios procedimientos de identificación.

Si tiene razones para solicitar asilo, pero todavía no ha formalizado su solicitud o tiene dudas una vez comenzado el proceso, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Es muy importante entender en qué consiste exactamente el proceso de asilo, qué derechos y obligaciones otorga y colaborar con las autoridades para que no se ralentice el procedimiento y para garantizar una respuesta positiva.

SOLICITUD DE ASILO NEGADA

Cuando las autoridades niegan la solicitud de asilo (completa o en parte), se agota con ello la vía administrativa y hay que acudir, mediante la interposición de un recurso, a la vía judicial. Para realizar una apelación se dispone de un plazo limitado, por lo que es conveniente dirigirse a un abogado de inmediato, sobre todo si su solicitud ha sido negada por ser «evidentemente improcedente», un proceso especial en el que la maquinaria de las autoridades funciona con gran agilidad. En un proceso de apelación normal, hay que presentar de nuevo las razones de asilo ante el juzgado de manera coherente con la solicitud anterior, por lo que el abogado va a necesitar todas las pruebas que tenga, así como una historia detallada.

RESPUESTA NEGATIVA DEL JUZGADO

Si ha agotado también la vía judicial pero no puede o no desea regresar a su país, existen ciertas posibilidades, si bien no son sencillas, de conseguir otro título de residencia en Alemania. Para investigar sus posibilidades, no dude en consultarnos.