Derecho de sucesiones

El Derecho de sucesiones está regulado el Código Civil alemán (BGB), en los artículos 1922 a 2385. Es un derecho fundamental protegido por el Art. 14 de la Constitución alemana y permite el paso de patrimonio de una generación a otra tras la muerte del titular. La ley regula tanto la sucesión testamentaria como legítima, así como el aceptación o repudiación de la herencia o su impugnación. Hay que diferenciar entre dos grandes bloques temáticos: antes y después del fallecimiento. Antes del fallecimiento se regulan el testamento, el pacto sucesorio y el poder del curador de personas incapaces de autogobierno. Después entran en juego la declaratoria de los herederos, los herederos forzosos e incluso la impugnación del testamento.

El testamento o el pacto sucesorio pueden determinar quién será el sucesor de los bienes y el patrimonio que no correspondan a los herederos forzosos. Los herederos, legítimos, testamentarios o forzosos, pueden aceptar o repudiar la herencia. Si la aceptan, adquieren una serie de derechos y obligaciones que aparecen en el Código civil.

En nuestra oficina le informamos de qué significan estos derechos y obligaciones y qué con consecuencias tendrán para usted y su familia. A menudo las herencias son causa de discusiones entre herederos, por lo que es conveniente saber qué derechos puede ejercitar cada uno. Desde nuestra oficina, le asesoramos teniendo en cuenta la delicadeza de este asunto y las particularidades de cada caso.