Divorcio

En Alemania, para que se pueda llevar a cabo un divorcio ante los Juzgados, es necesario que el matrimonio se considere como “fracasado” y que haya habido una separación de un año. Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla.

Si se encuentra en un proceso de separación, desea divorciarse o tiene dudas sobre el funcionamiento del proceso, no dude en contactarnos en cualquier punto del proceso.

Convenios de divorcio y separación

Cuando un matrimonio ya no funciona y los cónyuges desean separarse, se puede llegar a un acuerdo sobre la separación antes de llevar a cabo el divorcio o durante los procesos de divorcio.

Existen dos tipos de acuerdos con diferente duración y consecuencias: por una parte están los convenios de separación, que solo son válidos para el tiempo de separación antes de comenzar el proceso judicial; por otra, los convenios reguladores del divorcio, que se centran en regular aspectos posteriores al divorcio.

Alimentos

Tras un divorcio o separación, la manutención suele ser un tema muy discutido, especialmente cuando hay hijos en común.

Prestación de alimentos frente a los hijos:

En teoría ambos padres deberían abastecer a los hijos comunes.

Sin embargo, cuando hay una separación de los padres, la balanza se desequilibra y, probablemente, los niños vivirán con un solo progenitor, que se encargará de abastecerlos con la llamada manutención natural, es decir, con manutención y hospedaje. Esto significa que el otro progenitor habrá de pagar alimentos.

Alimentos entre cónyuges

No solo existe obligación de proporcionar alimentos a los hijos, sino que también puede haber una obligación de sustentar al cónyuge o la pareja de hecho, dependiendo siempre de las posibilidades y necesidades de cada caso.

Alimentos en separación

Durante el tiempo de separación previo al divorcio, se pueden pedir los llamados alimentos en separación. Para que uno de los cónyuges tenga derecho a pedir alimentos del otro, deben darse algunas condiciones:

– Que los cónyuges vivan separados

– Que la persona que pida los alimentos sea dependiente económicamente de la otra

– Que la persona que ha de prestar los alimentos tenga esta capacidad.

Pensión compensatoria

Los cónyuges divorciados pueden pedir una pensión compensatoria una vez haya una sentencia firme de divorcio. En teoría, los cónyuges divorciados han de sustentarse por sí mismos. Solamente cuando se considere que ha habido un desequilibrio económico entre los cónyuges, de tal manera que uno de ellos no pueda mantenerse por sí mismo después del divorcio podrá una pensión compensatoria, que, como su propio nombre indica, compensará este desequilibrio.